El vino rosado, o el vino que anuncia el regreso de los tiempos agradables, que abre la temporada de verano, las barbacoas, los aperitivos …

Cuando se habla de vino rosado, se imagina enseguida el Sur de Francia, los ocios, las vacaciones … Lo que representa una imagen de tranquilidad y de buen tiempo. Sin embargo, el vino rosado fue durante mucho tiempo criticado, y algunos clichés ya perduran : estereotipos desaventajados en particular, en la region de Provenza en Francia, donde el 89% de la producción es vino rosado.


Los vinos rosados, ¿verdaderos vinos?

Verre de vin rosé, château romanin, provence, wine tour booking

Château Romanin, denominación Baux de Provence

A menudo se oye decir que los rosados no son verdaderos vinos. ¡Fake news! Los rosados son vinos de verdad. Sin embargo, frente a la complexidad de los vinos tintos y blancos, esos últimos están percibidos de otra manera. En efecto, están comparados como un vulgar ensamblaje de cepa tinto y blanco.
Asimismo, entre 2006 y 2008 un decreto europeo había sugerido permitir este ensamblaje para producir vino de color rosa pálido. Afortunadamente, los viticultores lucharon para impedir esa decisión, lo que habría dañado todavía más la imagen del rosado. Se debe saber que esos tipos de vinos están producidos con muchas técnicas y precisiones para obtener ese color rosa pálido y esos aromas afrutados y florales.

Los vinos rosados, ¿vinos baratos?

Rosé du Château Beauregard, Bordeaux, wine tour booking

Château Beauregard, denominación Pomerol

En Francia, se tiene la mala costumbre considerar que el precio es sinónimo de calidad. Y, los vinos rosados no siendo costosos, los consumidores no imaginan que pueden ser buenos vinos. En efecto, los vinos tintos y blancos son más caros, pero no es necesariamente una seña de una mejor calidad. Aquí, el precio justifica el método de fabricación (entre muchos otros elementos). Los vinos rosados no se añejan como los tintos y blancos, pues se necesita menos tiempo para producirlo, y entonces son menos caros.

Rosados de gama alta

A pesar de algunos clichés que perduran, el sector del vino rosado ha demostrado su valía y sigue evolucionado con rosados gastronómicos. Así, el rosado se convierte en un producto de gama alta que reviste las mesas de restaurantes con estrellas. Aunque hay una reticencia al principio, los consumidores se dan poco a poco cuenta de la calidad de esos vinos y que un rosado puede acompañar algunos platos hasta una comida entera…

¿Conservar une botella de rosado?

La mayoridad de los rosados no son vinos de guardia (aunque algunos se pueden conservar unos años), pero se beben más bien durante sus primeros años. Pues, otra vez, en comparación con los vinos tintos y blancos que se pueden conservar durante 20-25 años, el rosado está percibido como un pequeño vino. Así, no sería digno para un amante de vino de beber un vino rosado.
No obstante, este vino es el más antiguo. En efecto, en aquella época, los vinos no se maceraron durante mucho tiempo y se añejaron mal, lo que les dio ese color rosa pálido.

Rosé Domaine de Peyrassol, Provence, Wine Tour Booking

Commanderie de Peyrassol, denominación Côtes de Provence

Por ende, la región de Provenza no sobrepasó el 10% de consumidores hasta mediados de los 2000. Pero hoy, los viticultores consiguieron amansar a un de cada tres franceses.

Los vinos rosados, ¿una bebida de verano?

Rosé, domaine des verdots, bergerac, Wine Tour Booking

Vignoble des Verdots, denominación Bergerac

Es verdad que el rosado está asociado con el sol, con las vacaciones, con el verano. Durante muchos años (y todavía hoy), el rosado abre la temporada de verano. Sin embargo, con el calentamiento global, este periodo de consumo se alarga cada vez más. Ahora, se bebe rosada desde el mes de marzo hasta octubre. Las mentalidades están cambiando y a algunas personas le gusta beber un vaso de rosado durante la temporada invernal.
Así, el consumo de rosado se ha liberado y ha adelantado el simple fenómeno de moda. Estos vinos están apreciados por su simplicidad y por su accesibilidad. En efecto, el rosado se deja beber sin complejo, no es necesario comentarlo como otros vinos, solo disfrutar del momento presente.

Los vinos rosados, ¿bebidas femeninas?

¡Qué extraña idea pensar que las mujeres solo beben vinos ligeros como los rosados! Obviamente, es falso. Los gustos en cuanto al vino dependen de las personalidades de cada consumidor y no del género. Mujeres, como hombres consumen vino tinto, incluso más que el vino rosado.

 

 

Reserva su visita sobre Winetourbooking